Declaración de las YPJ para el 25 de noviembre

Continuamos la lucha de Hevrîn, Dayika Eqîde, Amara y las hermanas Mirabel.

En las figuras de las hermanas Mirabel y los inmensos sacrificios de nuestras compañeras Amara y Hevrîn, y en los esfuerzos revolucionarios de Dayika Aqîde, recordamos los esfuerzos y sacrificios de todas las mujeres por sus tierras, sus identidades y para defender la esencia de la sociedad. Una vez más, prometemos en a los şehîds de esta honorable resistencia intensificar nuestra lucha contra la opresión.

A lo largo de la historia, las mujeres que se han levantado, resistido y luchado contra la opresión y la mentalidad masculina dominante se han enfrentado a ataques brutales. Esta es también la historia de las tres hermanas que se negaron a inclinar la cabeza y lucharon contra el estado dominicano. El sistema de dominación masculina ve a las mujeres con conocimiento, que resisten a la sociedad, como un peligro para sí mismos. Utiliza las tácticas y esquemas más sucios para destruirlas físicamente, mentalmente y espiritualmente. Comenzamos nuestra lucha con este conocimiento y emprendimos el camino de la lucha para desarrollar la fuerza de la autodefensa de las mujeres, de manera que podamos levantarnos contra toda la brutalidad que se ha infligido a las mujeres.

En estos tiempos que estamos viviendo, la lucha de las mujeres es clara, en todo el mundo y particularmente en Oriente Medio. El sistema de opresión está reuniendo hoy a todas sus fuerzas. Es una realidad absoluta que estas fuerzas tratarán de destruir, con toda la fuerza que puedan reunir. Las armas de las fuerzas de opresión contra la sociedad, que han sido durante los últimos diez años, las bandas brutales que tratan de aniquilar a la sociedad y sus valores. El jefe de todas estas bandas es ISIS, que infundió miedo en todo el mundo, y bajo varios nombres diferentes, ha creado cientos de grupos. Estos grupos son producto de la mentalidad en la que se basa el sistema capitalista. Las raíces de la brutalidad de estas bandas es la cara oculta de los Estados nacionales. En primer plano está el ocupante y asesino Estado turco y sus cómplices, y todo el sistema sanguinario que hoy ha decidido de nuevo derrotar nuestra lucha, atacando a las revolucionarias Hevrîn Khalaf, Dayika Eqîde, Amara y cientos de otras compañeras. Esta determinación es aniquilar los valores de la sociedad. Este complot es fundamentalmente para la destrucción de todos los logros alcanzados por la revolución popular, y el 9 de octubre de este año pasará a la historia para nuestro pueblo con un fuerte significado.

Llegamos al 25 de noviembre en este tiempo histórico de lucha. Una vez más la historia se repite, en las historias de nuestras compañeras Hevrîn, Dayika Eqîde y Amara. El Estado turco y sus bandas matan a nuestras compañeras con tanta brutalidad, juegan con sus cuerpos y difunden todo esto en los medios de comunicación, con un objetivo. Este nivel de brutalidad revela las fuerzas de la dominación. Frente a esta brutalidad, decimos que si las mujeres queremos que el 25 de noviembre tenga significado, necesitamos un nuevo nivel de lucha y encontrar de nuevo el significado original, en solidaridad y fuerza de espíritu. En cualquier parte del mundo en que se encuentren, que todas las mujeres, colectivos y organizaciones luchen por la libertad de las mujeres y de la sociedad. Cada mujer debe tomar su propio lugar y su papel de líder. La lucha por la libertad es tan poderosa que ninguna cantidad de violencia u ocupación puede aplastarla.

Sobre esta base, hacemos un llamamiento a todas las mujeres del mundo para que unan sus manos y levanten sus voces contra la ocupación que se impone hoy a las mujeres del Oriente Medio y en todas partes en que se hace la amenaza de la violencia y la ocupación. La lucha de las hermanas Mirabel vive de nuevo hoy en día en la lucha de miles de mujeres. Estamos dispuestas a pagar cualquier precio para defender los logros de la lucha de las mujeres. Por las esperanzas de las hermanas, por la lucha de nuestras compañeras Hevrîn, Dayika Eqîde y Amara, por todos nuestros miles de şehîds, intensificaremos aún más nuestra lucha en nuestro legítimo derecho a la autodefensa contra la ocupación.

Con este pensamiento y fé, llegamos al 25 de noviembre. Saludamos el sacrificio y la lucha de nuestras hermanas y nuestras madres, saludamos y y una vez más rehacemos nuestra promesa de lucha a nuestras şehîds.

Comandancia General de YPJ

También puede gustarte...