La lucha por el agua. Turquía vuelve a cortar el suministro de agua a miles de personas.

Entrevistamos a Sozdar Ehmed, representante del Comité de gestión del Agua en la región de Heseke. Hablamos sobre la situación del agua en la ciudad después del quinto corte del subministro por parte de Turquía, en medio del contexto de la pandemia del virus Covid-19.

Después de realizar la entrevista, el día 3 de abril, un nuevo ataque de artillería llevado a cabo por el ejército turco en Til Temir destrozó los conductos del agua. Esto produjo nuevas complicaciones para el subministro de agua para una de las ciudades más pobladas del Norte y el Este de Siria y por lo tanto, con mayores dificultades para controlar la pandemia.

1. ¿Cuál es la situación actual del agua en Hesekê? ¿Cómo afecta a la vida de la población, especialmente en lo que respecta a la limpieza y la salud?

Aproximadamente 650.000 personas viven en Hesekê, que necesitan 10.000 metros cúbicos de agua diariamente. Sin embargo, sólo podemos distribuir 4.000 metros cúbicos usando tanques de agua. Esta agua también es sólo para beber, el agua de lavado y enjuague proviene de pozos, que incluso pueden ser utilizados para este fin si es necesario. Así que hay muchos riesgos que afectan a la propagación de enfermedades debido a la falta de agua.

2. ¿Qué dificultades ve la población y qué posición toma en relación con la política inhumana del Estado turco?

En estos tiempos, en los que el virus corona se ha extendido por todo el mundo, nos enfrentamos a grandes dificultades, porque el agua es la base de la protección contra el virus, pero no hay agua disponible.

La gente se ha dado cuenta ahora, como en el pasado, de que Turquía es un Estado terrorista y brutal con una política hostil e inhumana. La gente no nos presiona mucho como instituto del agua, porque saben que la estación de agua está bajo el control del Estado turco y en manos de los yihadistas, y es por eso por lo que no tienen agua.

Sistema de subministro del agua destrozado por un ataque de artillería turco en Til Temir el pasado 3 de abril

3. El agua fue cortada una vez más por las fuerzas de ocupación turcas ¿Por qué? ¿Cuáles son los objetivos del Estado turco, especialmente en vista de la difícil situación actual en todo el mundo y el peligro que supone para la salud de la población?

En los últimos cuatro meses, han cortado el agua de Alok cuatro veces. Cada vez el suministro de agua se corta por un tiempo. La última vez que se cortó el agua fue el 28 de marzo. Las fuerzas de ocupación en Serêkaniyê están demandando más electricidad y usando el agua como palanca. Aunque tienen electricidad, quieren más electricidad y por lo tanto cortan nuestro suministro de agua.

Hesekê es una gran ciudad cerca de Turquía. Si el virus Corona se propaga en una ciudad tan grande como ésta, se extenderá también a Turquía. Si la enfermedad se propaga aquí, se extenderá a todo el Oriente Medio, porque Heseke no es un pueblo ni una pequeña ciudad que se pueda controlar tan fácilmente cuando la enfermedad se propaga.

Por un lado, el objetivo de Turquía es expulsar a la gente de aquí para que dejen su país y sus ciudades por la sed. Tampoco podemos descartar la posibilidad de que Turquía quiera que el virus Covid-19 se propague aquí en la región.

4. Hace algún tiempo ya habían cortado el agua y querían electricidad a cambio. ¿Qué quieren esta vez?

Su demanda sigue siendo más potencia. La primera vez se acordó 5 megavatios pero los ocupantes turcos no lo cumplieron. Según el Instituto de Electricidad, sacaron hasta 23 megavatios de electricidad en lugar de los 5 megavatios acordados.

5. Según las noticias de la Agencia de Prensa del Norte, quieren 30 megavatios de electricidad. ¿Cuánto son 30 megavatios o cuántos hogares o ciudades pueden abastecerse con él? ¿Por qué quieren tanta potencia?

Según el Instituto de Electricidad, las fuerzas de ocupación turcas exigen otros 30 megavatios de electricidad, pero se supone que no quieren esos 30 megavatios sólo para Serêkaniyê, sino que quieren transmitir la electricidad a Girê Spî y a otras zonas bajo su ocupación. Pero estas líneas de energía son muy viejas y si tiras de más de 10 megavatios, dañará tanto las líneas como el sistema de generación de energía de la presa. Como la potencia de las líneas no es suficiente, por razones técnicas, no se puede suministrar más electricidad.

Entonces, ¿cuánto es 30 megavatios? Anteriormente, se enviaban 10 megavatios de electricidad a Serê Kaniyê, incluyendo a Til Alok, con todos sus habitantes, lo que era incluso demasiado. Ahora hay que considerar que una gran parte de la gente ha huido. Quieren la electricidad para otras ciudades también, pero la capacidad de esta línea de energía no es suficiente para transmitir tanta electricidad.

Instalaciones del sistema de agua para la región de Hesekê

6. ¿Cómo habéis reaccionado ante la nueva y difícil situación? Hemos oído que se está trabajando en un nuevo proyecto en la zona de Hesekê. ¿Puedes decirnos algo sobre este proyecto? ¿Qué tipo de proyecto es? ¿Cuándo estará terminado y cuánta agua podrá proporcionar este proyecto a la población?

Para nuestro nuevo proyecto estamos excavando 50 pozos, cuya agua es purificada en la estación de tratamiento de agua. Esta agua es potable según las normas internacionales. Los pozos que tenemos a nuestra disposición no son muy profundos, unos 100 metros.

Supongamos que cada uno de estos pozos suministra 15 metros cúbicos de agua por hora, lo que significaría un total de 750 metros cúbicos de agua por hora. El agua de estos pozos es muy pequeña comparada con los pozos de Alok, pero podemos distribuir esta agua a la gente para que no mueran de sed. Con este proyecto podemos distribuir agua a la población una vez a la semana. Este proyecto y el agua que se produce con él se pretende sustituir. En cuanto se interrumpa el agua de la estación de agua de Alok, podemos distribuir esta agua a la gente para que no se mueran de sed aquí.

A finales de marzo comenzamos oficialmente este proyecto y nuestro objetivo es poder distribuir el agua obtenida a la gente a finales de abril.

7. ¿Hay algo más que quieras añadir?

Queremos que nuestra voz llegue a las Naciones Unidas y a todas las personas. Exigimos que la Estación de Agua de Alok sea sacada del control del estado turco y quede bajo el control de una tercera parte independiente. Si no hay una solución política, será muy difícil aquí y continuarán cortando el agua arbitrariamente cuando quieran.

También puede gustarte...