El fascismo no podrá acallar la voz y la voluntad de quien grita bien fuerte que “¡la resistencia es vida!”

Ayer tuvo lugar en Turquía un nuevo ataque a la democracia ante el pueblo de Turquía y el mundo. El partido fascista y opresor AKP (Partido por la Justicia y el Desarrollo) tomó una decisión escandalosa contra los apreciados políticos kurdos Leyla Güven, Musa Farisoğulları y el diputado del CHP Enis Berberlioğu, retirándoles sus derechos como parlamentarios. Con esta decisión antidemocrática, el régimen fascista ha mostrado de nuevo su hostilidad hacia la democracia y los derechos humanos. Se confirma una vez más que este régimen es el enemigo de los pueblos, las mujeres y los valores de libertad e igualdad. El AKP muestra en cada oportunidad que tiene su política agresiva contra la existencia de la libertad del pueblo kurdo y la lucha de las mujeres. El AKP es opresivo, egoísta, dominante y enemigo de todas las fuerzas de la sociedad.

Es particularmente hostil a las mujeres. Hasta hoy, no hay límites para los ataques del AKP a las mujeres activistas. El AKP utilizó su método fascista para privar a Leyla Güven y a otros dos miembros del parlamento de sus derechos parlamentarios. Estos intentos agresivos contra las mujeres políticas y el pueblo kurdo equivalen a una operación de masacre política. De esta manera, están tratando de eliminar toda la dinámica de la oposición en Turquía. El AKP ha arrestado y torturado a miles de personas, y los genocidios políticos y culturales en Turquía se han normalizado. Con estas prácticas quieren detener la voluntad de la comunidad.

En este proceso, aquellas que se oponen valientemente a esta política asesina y enemiga de las mujeres y organizan la oposición social han sido objeto de mucha violencia y presión. Este ataque está dirigido contra la voluntad de la comunidad, contra aquellos representantes que han elegido. Estos ataques son, para llamar a las cosas por su nombre, un golpe de estado. De esta manera, el AKP quiere continuar con sus políticas fascistas, integristas, sexistas y racistas. Estos ataques también significan la guerra contra la oposición social. La Sra. Leyla Güven dio su ejemplo resistiendo fuertemente la oscuridad del fascismo del AKP.

Sabemos muy bien que la decisión del AKP, en contra de la voluntad de las mujeres que resisten, tiene como objetivo frenar la resistencia de las mujeres, aunque sólo puede ser un motivo para las mujeres para aumentar la resistencia. Este ataque no sólo tiene lugar desde hoy, sino desde el día en que el AKP llegó al poder. El arresto de mujeres, el arresto de copresidentas de las mujeres, la prohibición de organizaciones de mujeres y el arresto de líderes políticas, quieren criminalizar a las mujeres que resisten. El fascista Erdoğan y su partido saben muy bien que pueden lograr sus objetivos fascistas sólo si la lucha y la voluntad de las mujeres se echan atrás. Estas son las razones de Erdogan y del AKP para los brutales ataques fascistas. Per como las mujeres bien saben, sólo podemos detener la violencia contra las mujeres, el acoso, la violación y la tortura a través de la organización.

Como Leyla Güven, que lideró los 200 días de huelga de hambre para romper el aislamiento, resistió y con su lucha hizo retroceder la opresión, hoy las mujeres y la sociedad reaccionarán al fascismo del AKP-MHP con el mismo espíritu de lucha. Y como ya ha dicho Leyla Güven, el fascismo no puede romper la voz de las que dicen: “la resistencia es la vida”.

Nosotras, como Kongra Star, condenamos estos ataques por parte del AKP-MHP. Nosotras, las mujeres de Rojava, somos conscientes de esta opresión. Porque las atrocidades contra las mujeres en Afrin son otra expresión de la misma política. Esta decisión va en contra de la voluntad del pueblo y de las mujeres y en contra de la fraternidad, la igualdad y la libertad, y es la negación y el desprecio de la democracia.

Creemos que las mujeres que resisten no permitirán que el régimen asesino del AKP-MHP perpetúe el sexismo y el racismo. El pueblo de Turquía, el movimiento de mujeres y todas las fuerzas democráticas mostrarán una fuerte reacción. Una vez más, condenamos este acto del régimen fascista y expresamos nuestro apoyo a la lucha de las mujeres en la persona de la honorable Leyla Güven.

¡Larga vida a la voluntad de la mujer luchadora!

¡Larga vida a la libertad y la unidad del pueblo!

Coordinación de Kongra Star

5 de junio de 2020

También puede gustarte...