Kongra Star: “Llamamos a la lucha para fortalecernos y derrotar al fascismo y la ocupación”

En la noche del 14 de junio, el Estado turco fascista y de ocupación atacó con sus fuerzas aéreas la región de Shengal, el campo de refugiados de Maxmur y las zonas de defensa de Medya.

Nosotras, como Kongra Star, condenamos enérgicamente estos crueles e inhumanos ataques contra nuestro pueblo y nuestras regiones.

El Estado turco sigue intentando mantenerse a base de atacar al pueblo kurdo. Este ataque es el resultado del miedo del estado fascista, su miedo al pueblo kurdo y a las mujeres kurdas.

Estos ataques nunca nos silenciarán o intimidarán porque somos un pueblo que resiste. Nuestra resistencia significa nuestra existencia y es completamente legítima. Estos crueles ataques debilitan al Estado fascista turco. Sin embargo, nuestra resistencia nos fortalece. Con cada ataque fortalecemos nuestra ira contra el fascismo y la mentalidad asesina.

El Imperio Otomano llevó a cabo el genocidio de Seyfo de los pueblos asirio, caldeo y arameo en 1915. Millones de personas fueron víctimas del fascismo otomano. Hasta el día de hoy el Estado fascista turco continúa con esta brutalidad. Lleva a cabo una política de negación y destrucción contra los pueblos resistentes y que aman la libertad y ataca nuestra región.

Estos ataques del Estado fascista y asesino violan todos los principios humanitarios y el derecho internacional. En la actualidad, estos ataques tienen lugar en Iraq, en el Kurdistán del Sur. A través de ellos, se infligieron grandes heridas a la naturaleza y a la sociedad. En vista de estos ataques del Estado turco, las vergonzosas declaraciones del gobierno de Bagdad no son suficientes.

El gobierno iraquí, el gobierno regional del Kurdistán y, especialmente, el Parlamento Regional del Kurdistán deben asumir su responsabilidad moral. Estos ataques no deben permitirse. Al mismo tiempo, el pueblo iraquí no debe aceptar esta agresión, debe tomar una posición. La cultura del pueblo resistente en el Kurdistán del Sur es digna. La sociedad del Kurdistán del Sur debe apoyar a su país, su vida y su cultura. Y esta lucha sin precedentes se caracteriza por la vanguardia de las mujeres.

Aquellos que no acepten esta traición y ataque deben levantar la voz y tomar partido. Estos ataques tuvieron lugar en el curso de los esfuerzos para lograr un proceso de unidad nacional. Quieren detener estos intentos de unir a los kurdos. La voluntad del pueblo kurdo y de las mujeres kurdas se expresa en la unidad nacional y en una nación democrática. Los enemigos del pueblo kurdo son conscientes de este hecho, por lo tanto no quieren que esta unidad se produzca.

Sabemos muy bien que con mucho esfuerzo y trabajo hemos logrado grandes cosas hasta el día de hoy. Estos valores y el trabajo de todos, especialmente de las mujeres del Kurdistán del Sur, las organizaciones e instituciones de mujeres, deben ser preservados. Deben defender estos valores y, por lo tanto, adoptar una postura contra la ocupación, el genocidio, la violación y los ataques brutales. Esta ocupación y traición se lleva a cabo principalmente contra nosotras, las mujeres. Frente a la traición, la voz de las mujeres debe ser levantada.

El Estado turco está atacando el Kurdistán Occidental (Rojava) con el objetivo de sofocar la voz de la revolución. Con el objetivo de conseguir el cambio demográfico en las zonas ocupadas, la población local está siendo desplazada y sustituida por bandas yihadistas que cometen crímenes de guerra todos los días. El secuestro, la violación, el asesinato, el arresto, el secuestro selectivo de mujeres, niños y jóvenes son todos crímenes de guerra. Pero la comunidad internacional ha permanecido en silencio hasta el día de hoy y este silencio da que pensar.

El silencio de las organizaciones internacionales es la razón del fortalecimiento del fascismo del Estado turco y sus amenazas en todo el mundo. Así que sus acciones asesinas continúan. Lo vemos, por ejemplo, en los ataques a los políticos y a toda la población del Kurdistán del Norte y en los brutales ataques a las tumbas y cuerpos de nuestros mártires. Pero el pueblo kurdo no está solo. Por lo tanto, enviamos nuestros saludos y amor a los amigos y amigas del pueblo kurdo que toman una actitud digna contra el Estado turco fascista y hacen públicos los ataques. Estas actitudes y acciones exponen los crímenes de guerra y llaman la atención sobre los ataques diarios.

Además, estas acciones de nuestras amigas son también un saludo a la resistencia de las mujeres.

Por último, reiteramos nuestra condena de estas atrocidades y pedimos a la comunidad internacional que asuma su responsabilidad. ¡Detengan estos ataques!

Hacemos un llamamiento a la lucha, con las mujeres y las jóvenes como pioneras, para fortalecernos y derrotar el fascismo y la ocupación.

Bimre dagirkerî u xiyanet – ¡Abajo la ocupación y la traición!

Bijî têkoşîna jinan – ¡Viva la lucha de las mujeres!

Bijî yekîtiya gelê kurd – ¡Viva la unidad del pueblo kurdo!

Coordinación de Konga-Star, 16.06.2020

También puede gustarte...