Juntas protegemos nuestra revolución y liberamos nuestra tierra

Damos la bienvenida al Día Internacional de la Mujer Trabajadora el 8 de marzo de 2022. En esta ocasión, inclinamos nuestras cabezas en reverencia en memoria de nuestras mártires que sacrificaron sus vidas y escribieron heroicas epopeyas de resistencia a los regímenes tiránicos y rompieron las cadenas de la esclavitud, haciendo grandes sacrificios para lograr la libertad, la justicia, la igualdad y la democracia.

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora es el resultado de la lucha de millones de mujeres en todo el mundo, y es la realidad de las mujeres libres, desde Rosa Luxemburgo a Clara Zetkin, desde Zenobia a Zarife, desde Sakina Cansiz a Sosin Bîrhat, Nûjin Amed, Tolhildan Raman, desde Leila Agirî, de Zehra Berkel a Hind y Saada, de Yade Aqida a Hevrin Khalef.

En nombre de la Coordinación de Kongra Star y bajo el lema “Juntas protegemos nuestra revolución y liberamos nuestra tierra”, felicitamos a todas las mujeres de Rojava, del norte y este de Siria, de las cuatro partes del Kurdistán, a las mujeres del mundo entero. A las madres de los mártires y a todas las mujeres encarceladas en las prisiones de los regímenes autoritarios. Así como a las combatientes en todos los campos de lucha del 8 de marzo. En esta ocasión, saludamos al líder Abdullah Öcalan, líder de la Nación Democrática, un verdadero compañero de las mujeres y el defensor de la filosofía de la vida libre. El siglo XXI, como dijo Abdullah Öcalan, será el siglo de la libertad de las mujeres.

Es esencial reforzar el nivel de la lucha por la libertad dirigida por las mujeres contra todos los ataques del fascismo, la ocupación, el patriarcado hegemónico y las políticas de genocidio dirigidas contra las mujeres. Elevamos nuestra revolución al nivel de una revolución de las mujeres que depende de la fuerza del trabajo, del pensamiento y de la realidad de la resistencia que todas las luchadoras destacadas han demostrado a lo largo de la historia en todos los ámbitos. La solidaridad de todas las mujeres puede lograr una vida libre y digna para todos los sectores de la sociedad.

Vivimos en una época de guerra sistemática en todas sus formas y medios, desde la política de guerra especial hasta el genocidio, la violación, el desplazamiento, la pobreza, las masacres, las guerras económicas, culturales y biológicas en todos los ámbitos de la vida. Esta política y mentalidad se ha organizado en forma de un sistema global al servicio de los intereses del sistema capitalista, que busca controlar el mundo entero por diversos medios.

Esto ha provocado grandes problemas, como los últimos conflictos en Oriente Medio, Kurdistán, Afganistán y ahora Ucrania, así como una multitud de contradicciones entre los pueblos que conviven entre sí. Sin embargo, esto presenta muchas oportunidades estratégicas para las mujeres y los pueblos en general. La lucha organizada de las mujeres en todo el mundo, apoyada por las fuerzas democráticas, permite a las mujeres liderar la lucha por la democracia, el medio ambiente y la justicia social contra los conceptos autoritarios de alto nivel. Las campañas que hemos lanzado en el marco de “Es la hora de la libertad”, “Es la hora de proteger a las mujeres y a una sociedad libre”, “Juntas protegemos nuestra revolución y liberamos nuestro país” alcanzarán sus objetivos con nuestra perseverancia y determinación para cumplir la verdad histórica del Día Internacional de la Mujer.

El sistema de aislamiento impuesto contra Abdullah Öcalan es un aislamiento de las mujeres y de la sociedad en general, y esto requiere que levantemos la lucha para romper este aislamiento sistemático y romper el muro de la prisión de Imrali y lograr la libertad física de Abdullah Öcalan. Debemos luchar en éste y en todos los días para cambiar la mentalidad autoritaria, para oponernos a las costumbres y tradiciones caducas, para proteger la estructura social y su realidad histórica, para consolidar la vida en una sociedad igualitaria y para lograr la justicia y la igualdad a través de una conciencia intelectual, democrática, ecológica, sanitaria y moral que proteja a las personas y a la naturaleza.

La Administración Autónoma Democrática en el norte y el este de Siria, en la que las mujeres asumen el protagonismo del sistema copresidencial en todas sus estructuras organizativas, es una revolución social que se ha convertido en un modelo y una fuente de inspiración para todas las mujeres.

Los logros históricos que se han alcanzado gracias a la resistencia de las mujeres en las YPJ y en todas las fuerzas militares bajo el paraguas de las Fuerzas Democráticas Sirias y las Fuerzas de Seguridad Interna sobre el principio de la guerra popular revolucionaria.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, dedicamos todas nuestras actividades a las almas de las mártires pioneras Sosin Bîrhat – Viyan – Nûjiyan – Rojin – Awaz Urmiye – Karima Lorena – Wedad Younan – Jumana Al Mousa – Ivana Hoffmann – Hind Latif- Saade Faysal- Hevrin Khalef. Saludamos la resistencia heroica de las mujeres en Afrin, Serê Kaniyê, Tel Temir, Zirgan, la resistencia de las mujeres jóvenes y la resistencia de las mujeres afganas y honramos su heroísmo contra la política de genocidio, matanza y desplazamiento.

Para completar la lucha de nuestras mártires, les prometemos intensificar la lucha en el norte y el este de Siria hasta que se alcancen todos sus objetivos y sueños de libertad, justicia e igualdad. Hacemos un llamamiento a todas las mujeres del mundo para que salgan a la calle y alcen su voz contra todas las formas de genocidio hasta que se consiga la justicia, la igualdad y la democracia.

¡Viva la mujer libre!

Jin Jiyan Azadî

Coordinación de Kongra Star en el Norte y el Este de Siria.

También puede gustarte...