¡A la calle! ¡Defiende la revolución de las mujeres en Rojava!

Desde las últimas horas de la noche del sábado, el Estado turco está atacando numerosos destinos en Rojava (Kurdistán del Oeste / Norte de Siria) y Başûr (Kurdistán del Sur / Norte de Iraq). Los ataques, que se llevan a cabo desde el aire, están dirigidos en Rojava contra toda la zona de la frontera del norte de Siria, incluyendo Kobanê, Dêrîk, Şehba, Girê Spî y Dirbesiyê. En el sur del Kurdistán, se informa de bombardeos en Qendîl, así como en Şengal.

Tras el atentado de Estambul, que el régimen turco trató desesperadamente de atribuir al PKK y al YPG con una puesta en escena profundamente mala, en los últimos días era principalmente una cuestión de tiempo cuándo y con qué intensidad se llevarían estos ataques. Después de la noche del sábado, podemos decir: ¡Los ataques son inmensos! Tienen el objetivo de destruir la revolución en el Kurdistán. Su objetivo es acabar con la lucha por la libertad y la autodeterminación. Su objetivo es avanzar y llevar a cabo la destrucción de la identidad kurda, la cultura kurda y la tierra kurda.

Estos ataques son un ataque a todas las personas que están al lado del movimiento kurdo por la libertad. Son un ataque a la revolución de las mujeres, a vivir en armonía con la naturaleza, a la autodeterminación social y a la autodefensa. Son un ataque a la convivencia lejos del Estado, del poder y de la violencia. Estos ataques son un ataque contra la emancipación social, los logros feministas y la solidaridad internacional.

Cuando se ataca al Kurdistán, el objetivo es sofocar el rayo de esperanza de la revolución en Rojava. El rayo de esperanza que ha mostrado a la gente de todo el mundo que es posible una forma diferente de vivir juntos y que hay que luchar, juntes e internacionalmente.

Los ataques se llevan a cabo en un momento en que el eslogan “Jin, Jiyan, Azadî (Mujer, Vida, Libertad)” vuelve a brillar en todo el mundo con las actuales protestas en Irán y el Kurdistán del Este. Es nuestra tarea y responsabilidad defender las ideas en las que se basa “Jin, Jiyan, Azadî”. Hoy más que nunca.

Porque sabemos que no es sólo el Estado turco el que lleva a cabo estos ataques. Se llevan a cabo en nombre de la OTAN. Se llevan a cabo con armas europeas. Se están llevando a cabo con el apoyo diplomático del Estado.

Por eso, hacemos un llamamiento a toda persona para que salgae a la calle a solidarizarse con el movimiento kurdo por la libertad. ¡Actúa! Crear publicidad para los ataques. Informen a sus familias, amiges, vecines, periódices locales, asociaciones, movimientos y políticos. Organiza concentraciones y manifestaciones. ¡Vayan a los lugares de la maquinaria de guerra, interrumpan el negocio diario de la muerte! ¡Desenmascarar a los partidarios y aprovechados de esta guerra!

Una vez antes, grandes partes de Rojava y del sur del Kurdistán fueron atacadas – cuando en 2014 el llamado “Estado Islámico (ISIS)” intentó avanzar en un genocidio contra el pueblo kurdo. Cuando Kobanê fue atacada, personas de todo el mundo se salieron a la calle para apoyar a los luchadores del YPG y del YPJ. En ese momento, la solidaridad internacional logró lo que casi nadie esperaba: los ataques del ISIS fueron repelidos.

En la actualidad, el Estado turco está intentando hacer lo que el ISIS no consiguió. Nuestra respuesta debe ser mayor que en 2014 y debe irradiar por todo el mundo. Debe demostrar que la solidaridad internacional y la lucha común son más fuertes que todos los aviones de combate del mundo.

¡Viva la resistencia en el Kurdistán! ¡Viva la revolución de las mujeres en Rojava!

¡Jin, Jiyan, Azadî! ¡Mujeres, vida, libertad!

También puede gustarte...